Entrevista con Javier González Romero, co-fundador de Club Canarias

 

Javier González Romero y Roberto Miño Reig son dos acreditados profesionales canarios del mundo de la gestión empresarial y la abogacía que desarrollan su labor en Madrid. Preocupados por el empeoramiento de la realidad social, política y económica del Archipiélago, han decidido dejar de reflexionar sobre la percepción que se ha tenido y tiene de las Islas en el exterior para “buscar oportunidades o alternativas y ayudar a que las cosas mejoren”. Cofundadores del Club Canarias, una asociación sin ánimo de lucro, han hipotecado su esfuerzo en posicionar cualitativamente a la imagen de las Islas en el exterior, tal y como explica Javier González (San Cristóbal de La Laguna, 1981) en esta entrevista.

 

Ver coticia completa aquí

El Club Canarias es una plataforma de trabajo para proyectar la imagen de Canarias en el exterior. ¿Es un proyecto a largo plazo?
“Más que una plataforma me gusta decir que el Club Canarias es una respuesta realmente de la sociedad civil, es decir, de un grupo de profesionales canarios que estamos fuera, que vemos que las cosas no están yendo bien tanto a nivel nacional como en Canarias y que decidimos dejar de discutir cuando quedamos para realmente ponernos manos a la obra y ponernos a trabajar por nuestra tierra. La respuesta que quiere conseguir es activar la marca Canarias, un posible desarrollo social y económico, pero impulsándolo desde la iniciativa privada. Queremos que sea un espacio donde tanto los profesionales como las empresas como las instituciones públicas hagamos un trabajo entre todos para conseguir lo mejor para Canarias”.

 

Este discurso ha sido largamente empleado por los poderes públicos. Ahora ustedes lo ponen en marcha desde la iniciativa privada pero no excluyen a la administración…
“Por supuesto que no. Antes preguntabas si era a largo plazo y la idea es que dure todo lo que pueda durar. Nosotros queremos que sea para siempre, es decir, nuestra ilusión es que muramos y que el Club Canarias siga vivo y que haya gente detrás que lo siga manteniendo y para nada es excluyente de la sociedad pública. Al revés, quiere ser complementaria”.

 

¿Cuáles son los requisitos necesarios para asociarse?
“Ninguno. Los requisitos son querer trabajar o querer potenciar la marca Canarias, estar enterado de la marca Canarias y una vez integrado, el socio es el que decide el nivel de implicación que quiere tener con el club. Pero creemos que lo más importante es estar involucrado en un proyecto que quiere realmente potenciar la marca Canarias y estar en un entorno en el que se hable y se discuta sobre qué es lo mejor para las Islas en el presente y en el futuro”.

 

¿Realmente existe conciencia en Canarias de que se debe potenciar la marca Canarias?
“Creo que sí existe. Hay necesidad de fomentar la marca Canarias y la gente del Archipiélago es consciente de que es importante”.

 

Una de las estrategias en las que quiere basar el sistema de trabajo de esta asociación es el networking. ¿Por qué este y no otro?
“El networking es una parte importante. Vamos a trabajar en dos niveles básicamente. Un nivel que es para socios unipersonales que lo que quiere es que la gente de la calle hable sobre Canarias, se entere de lo que pasa, etc. Muchas veces hay un discurso político e institucional que se nos queda un poco ambiguo y creemos que eso no es bueno y que la gente debe estar enterada de lo que está pasando. Y luego también queremos trabajar en otra línea que es de grandes proyectos y aquí es donde queremos buscar la colaboración -que por ahora hemos tenido- de instituciones públicas que van en la línea de nuestro proyecto y con empresas privadas”.

 

¿Es el Club Canarias una alternativa al cambio inminente del mercado de masas?
“Los beneficios básicamente que te puede ofrecer como asociado es a día de hoy estar en el discurso de lo que pasa por Canarias y trabajar en proyectos que puedan mejorar la marca Canarias.

 

En su opinión, ¿qué activos del Archipiélago precisan ser mejor posicionados en el exterior: político, cultural, social, económico o científico y tecnológico?
“Creo que nosotros nos vamos a centrar básicamente en el desarrollo económico y social de las Islas, que es el que puede generar un impacto más interesante. Tenemos una economía que está fundamentada en dos patas principalmente. Una de ellas está en un momento fatídico como es la construcción, y otra pata es el turismo, un sector que conocemos muy bien, en el que está claro que hay cosas que mejorar, pero que está asentado en las islas y que no tiene pinta de que vaya a desaparecer nunca.

Entonces hay que trabajar en sectores que pueden ser la alternativa o que podrían complementar el turismo, para tener una economía un poco más diversificada y que determinadas crisis puntuales en el sector no nos afecte de forma tan dramática como en la construcción. En eso hay varias alternativas”.

 

Es decir, quieren demostrar que la marca Canarias es algo más que plátano, sol y playa.
“Nosotros creemos que sí, y además que hay mucha gente que también cree lo mismo. Vamos a luchar para ello, explorando otras alternativas y si resulta que de repente se genera un sector que se trabaja bien y se desarrolla, puede ser que genere más empleo. No podemos estar todos en una misma cosa…”.

Puede ver el vídeo de presentación del proyecto en Madrid pinchando aquí

 

 

Un Impulso al Archipiélago

Con un claro posicionamiento apolítico, el Club Canarias es una asociación sin ánimo de lucro que ofrece a sus socios dos niveles de afiliación: individual o particular y el corporativo o de empresas. Podrán beneficiarse de cuatro ponencias anuales con personalidades relevantes que discutan sobre temas canarios; organización de actividades donde se fomente el networking entre los socios; un boletín o newsletter con la “información lo más objetiva posible” de las Islas, y formar parte de los grandes proyectos del Club Canarias con instituciones.

Asimismo, se ha firmado un convenio de participación con la firma de abogados especializada en economía y finanzas Cremades & Calvo-Sotelo, un respaldo “muy valioso tanto para nosotros como para las empresas que se quieran hacer socias desde Canarias”, explica Javier González. “Lo bueno que tiene el Club Canarias es que nadie nos ha pedido esto”, sentencia el socio fundador.