La Provincia entrevista a Roberto Miño

 

Ver la noticia completa aquí

 

La Provincia Diario de Las Palmas, entrevista tanto en su versión digital como versión impresa a Roberto Miño, co-fundador del Club Canarias y Secretario General. 

 

Los detalles de la entrevista a continuación:

La pasada semana se presentó en Madrid el Club Canarias, una plataforma que pretende fomentar en el exterior la Marca Canarias, cofundado por dos jóvenes profesionales canarios afincados en Madrid, el grancanario Roberto Miño y el tinerfeño Javier González. Miño, abogado de 27 años de la firma Cremades&Calvo-Sotelo, está convencido de que el proyecto puede ser muy útil para hacer visibles las potencialidades del Archipiélago más allá de sus valores como destino turístico.

J. Anastasio

 

¿Qué es exactamente el Club Canarias?
El Club Canarias pretende ser una asociación de intercambio de contactos de profesionales, empresas e instituciones que a través de sus agendas puedan ir colocando la Marca Canarias al lado de proyectos profesionales privados o institucionales para darle mucha más visibilidad y prestigiarla y, con ello, procurar el incremento del desarrollo económico, social y cultural del Archipiélago. Esto es un proyecto basado en la amistad de los dos cofundadores, un tinerfeño y un gran canario, que cuando quedábamos nos dábamos cuenta que de lo que más hablábamos era de Canarias y decidimos en no quedar solo para comer o salir de noche, sino también para hacer algo por Canarias. No tenemos ánimo de lucro, tenemos nuestras propias profesiones.

 

¿Cómo esperan lograr sus objetivos?
Yo me he dado cuenta a través de mi trabajo que proyectos muy pequeños pueden convertirse en muy grandes y la base de ese camino es utilizar los pocos recursos que tienes al principio de una manera ordenada e intentar siempre acercarte a aquello que te puede prestigiar porque ya tiene un recorrido de años y de historia, de prestigio y de solidez.


¿Puede poner un ejemplo?
Sí. Yo soy asesor de la multinacional Prodware, líder mundial en servicios tecnológicos, que está en 21 países y a través de ese contacto profesional con esta compañía ellos sugieren que quieren hacer de manera gratuita una propuesta de diez medidas tecnológicas contrastadas con su experiencia internacional en la aplicación tecnológica en el sector turístico y las van a poner al servicios del sector en Canarias para hacer que le oferta turística canaria sea más eficiente. ¿Eso cómo se logra? Pues relacionando Canarias en este caso con una multinacional francesa que, utilizando sus recursos, ayuda a poner en valor la Marca Canarias.


¿No es esa una labor que hacen ya las instituciones?
Creo que son acciones complementarias a las de las instituciones, pero también a las de las empresas y los profesionales. La diferencia es que un profesional tiene muchas más cosas que hacer y en momentos determinados se acuerdan de Canarias. Las instituciones tienen muchas competencias y responsabilidades, en momentos de crisis quizá no sea a lo que más tiempo y recursos dedican. Nosotros lo que hacemos en crear un vehículo mucho más flexible con un único objetivo y por lo cual podemos ser más operativos.
Son dos socios cofundadores, ¿cuántos socios confían en tener en el primer año de funcionamiento para pensar que el proyecto ha prendido?
No estamos preocupados por el número de socios porque creemos que vamos a tener respaldo social. Hemos querido que el coste para los particulares sea simbólico, de seis euros mensuales, pero queremos que haya participación porque es la forma de que la gente se sienta identificada con el proyecto. Aspiramos a tener una gran representación social en Canarias y, a juzgar por el acto de presentación del club, lo podemos conseguir. Lo importante es que ese respaldo sea productivo. De nada nos sirve convertirnos en un Club de 5.000 personas si no hay sinergias, si no hay valor. Yo siempre digo que con mucho dinero se pueden hacer muy pocas cosas y con poco dinero se pueden hacer muchas cosas.


¿Cuál es ahora mismo el peso y el prestigio en el exterior de la Marca Canarias?
Creemos que no está en el lugar que le corresponde en función de los valores y posibilidades que tiene el Archipiélago y su gente. Por eso queremos luchar a través del Club para que nadie dude de que Canarias es extraordinaria. Vista desde el exterior, la Marca Canarias no está bien explotada y está muy centrada en sus valores como destino turístico, pero apenas se conocen sus oportunidades en el mundo energético, en el sector pesquero, la calidad de sus puertos y aeropuertos. Nadie sabe, por ejemplo que es la Comunidad Autónoma con más piscifactorías de España. Corea del Sur está ansiosa por entrar en ese negocio en Canarias. Creemos que Canarias es una marca que no está explotada y en el mundo competitivo en el que vivimos no podemos permitirnos ser una región inerte e invisible.


¿Y en sentido contrario, qué es lo que Canarias necesitaría importar para potenciar su marca?
Queremos llevar a Canarias a los líderes mundiales de cada sector económico potencial que pueda ser desarrollado en las Islas. Si Canarias necesita explotar sus posibilidades energéticas hidráulicas, tenemos que llevar a los mejores, que son empresas españolas, como Técnicas Reunidas o Acciona, para que nos ayuden a poder tener una oferta energética mucho más rentable y eficiente y a largo plazo. Todo eso al final genera que Canarias se relacione con países en la vanguardia, con empresas en la vanguardia, y que tengamos una economía más próspera.


¿Cree que aún persiste entre los profesionales canarios la idea de que hay que salir fuera para desarrollar sus proyectos, sus ideas?
Desgraciadamente creo que sí. La situación geográfica de Canarias y su condición de archipiélago alejado tiene muchas ventajas pero también inconvenientes. Si en la Península a una empresa le puede resultar fácil implantarse fuera de su provincia, en Canarias mucha gente se resigna a pensar que su mercado acaba en la isla. Canarias en estos años ha estado a la altura de las circunstancias, pero no puede plantearse un plan estratégico a 30 años vista si la sociedad civil no colabora de manera activa en prestigiar nuestra tierra, y tampoco si las instituciones de España y de la UE no entienden esa singularidad.


¿Cree que hay en las Islas, como dice el ministro Soria, una tendencia a pensar que las cosas las tienen que arreglar de afuera?
Creo que eso es en todo caso una tendencia en toda la sociedad española. Precisamente por eso tiene que haber movimientos en la sociedad civil para construir una Canarias mejor. Eso no se puede conseguir si no tiendes la mano hacia fuera y dices: “bienvenido, encantado de conocerte”.


¿Pueden aparecer a un tiempo bajo la Marca Canarias una industria petrolera y la idea de conservación medioambiental y uso de las energías limpias? ¿Son abarcables ambos conceptos por la Marca Canarias?


Totalmente. Todos aquellos proyectos que prestigien Canarias independientemente del campo en el que actúen pueden tener cobijo bajo el paraguas de la marca Canarias. Hay empresas que en cada momento representan intereses diferentes. Un ejemplo: Técnicas Reunidas hace energía renovable y también está en la industria del petróleo, pero es indudable que esta empresa, de calado internacional y con proyectos avanzados, si un día quiere aterrizar en las Islas en cualquiera de sus ámbitos de actuación estaría aportando prestigio y dando brillo a la Marca Canarias.